Padecimientos


Mitos y Realidades del Higado Graso.

El hígado graso es la enfermedad hepática más frecuente en la actualidad, se calcula que aproximadamente 30 de cada 100 personas pueden tener hígado graso, esto se relaciona con el aumento en los casos de sobrepeso, obesidad y diabetes en nuestro país, así como la ingesta crónica de alcohol.

El tratamiento del hígado graso es sencillo, aunque requiere voluntad para hacer cambios en el estilo de vida que nos permitan alcanzar y mantener un peso más adecuado y una mejor salud en general.




Recomendaciones generales:

  • Hacer cinco comidas al día (desayuno, colación, comida, colación y cena) lo que te ayudará a que tu hígado procese mejor los alimentos y a acelerar un poco el metabolismo

  • Mejorar la calidad de los alimentos

  • Evitar las harinas blancas, los alimentos con mucha azúcar, los refrescos y lo jugos embotellados, los alimentos fritos y los productos "light".

  • Aumentar el consumo de fibra consumiendo verduras y frutas con cáscara, pan y pastas integrales que te ayudarán a sentir mayor saciedad por más tiempo y a disminuir la absorción de grasas y azúcares innecesarios.

  • Incluir buenas fuentes de proteínas como los frijoles, lentejas, garbanzos, pescados, huevo, carne y pollo sin grasa, lácteos descremados, así como grasas de buena calidad como aguacate, nueces y aceite de oliva y canola en crudo.

  • Evitar las grasas saturadas como la grasa de la carne, la grasa frita y la grasa presente en galletas, panes y pasteles industrializados.


  • Hasta la fecha no existe un tratamiento que permita la regresión de estados avanzados de la enfermedad por lo que las medidas de prevención son sumamente importantes